‘Cheque bachillerato’

El PP de Madrid abre la campaña con el ‘cheque bachillerato’ para la privada

Comienza la precampaña electoral en el Gobierno de Madrid, aunque su actual presidente, Ángel Garrido, no opte a la reelección por decisión del PP. Unos 4,5 millones de euros es lo que la Comunidad de Madrid va a destinar el próximo curso a becas destinadas exclusivamente a los alumnos de bachillerato de las escuelas concertadas y privadas.

El llamado cheque bachillerato alcanzará este primer año a unos 1.500 alumnos que podrían duplicarse el año próximo. La puesta en marcha de unas becas a la enseñanza no obligatoria se explica, según los dirigentes del Gobierno de Garrido, en la necesidad de garantizar la libertad de elección de centro de las familias, buque insignia del PP que hasta hace poco tiempo lideró Esperanza Aguirre.

Sin embargo, la decisión ha sido muy mal acogida tanto por los sindicatos, que consideran que destinar dinero a los centros concertados y privados va en detrimento de la educación pública, como por los centros de educación privada independientes, que la consideran discriminatoria.

Según explicó ayer el consejero de Educación, Rafael van Grieken, el cheque bachillerato va destinado a “las familias que más lo necesitan”, estas son, según él, las que tienen como máximo 10.000 euros anuales per cápita. “Una familia con dos hijos tendría que tener ingresos inferiores a 40.000 euros para obtener una beca de hasta 3.000 euros”, aseguró.

Los sindicatos han criticado duramente esta medida, que califican claramente de electoralista. Pero Comisiones Obreras ha decidido pasar a la acción interponiendo un recurso contencioso administrativo contra la orden de la Consejería de Educación que quiere implantar “de forma unilateral y sin someter a ninguna consulta ni trámite participativo”. “Es un ataque sin precedentes al bachillerato de la educación pública”, señala Isabel Galvín, quien denuncia que este cheque es “un desvío ilegal de fondos públicos hacia los centros privados”. Además, esta medida va en contra de la normativa vigente ya que la Lomce establece que estos conciertos “deben ser singulares en las etapas postobligatorias”, pudiendo producirse sólo por “razones muy cualificadas” en casos concretos y “nunca adoptarse masivamente o como política”, comenta Isabel Galvín.

Desde UGT, por su parte, ha acusado al Gobierno madrileño de “disfrazar como libertad de elección la privatización del bachillerato”, indica la secretaria de Enseñanza, Teresa Jusdado, mientras faltan recursos. Y recuerda que miles de alumnos se quedan sin acceder cada año a enseñanzas de FP por falta de plazas.

Tampoco están satisfechos los colegios privados (en todas sus etapas). La Asociación de Colegios Privados e Independientes (Cicae) mostró su rechazo a este cheque, que persigue que los alumnos no abandonen los centros concertados cuando terminan la ESO, por discriminatorios. La asociación está consultando con sus servicios jurídicos la legalidad de esta ayuda pública que considera absolutamente discriminatoria y que atenta contra la libertad de mercado y libre competencia.

Fuente📰