Autor: admin

Plan de emergencia educativo: una apuesta que no es un juego

En las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo nos jugamos mucho porque se hace imprescindible un cambio profundo, radical y de modelo que mejore la enseñanza pública en la comunidad de Madrid. Es imprescindible acometer con garantías la senda del cambio. El camino que la derecha, las derechas, comenzaron a recorrer con la coartada de la Gran Recesión se basó en recortes en la enseñanza pública y en un deterioro que solo pudo ser detenido por la comunidad educativa, con sus docentes a la cabeza. Como si de vasos comunicantes se tratara, esos recortes han favorecido a la enseñanza privada concertada, de forma muy similar alo ocurrido en la sanidad pública o con la defensa de unas pensiones dignas. Hay una pérdida acumulada, de inversión en Educación, de 1.069 millones desde que se iniciaron los recortes.

Madrid se encuentra a la cabeza en riqueza y, paradójicamente, también en desigualdad. Es decir, padecemos un grave problema de cohesión social que no se resuelve ni con banderas ni con himnos, sino acometiendo una “educación para la ciudadanía, pública, científica, laica, democrática e inclusiva” que cuente con la financiación necesaria y sea el motor de la transformación social, económica, y a la postre, política de Madrid.

Aquellos que enarbolan la bandera de la Constitución con simbolismo patriotero olvidan su artículo 27, que garantiza el derecho a la educación a lo largo de toda la vida en condiciones de igualdad de oportunidades y como elemento imprescindible para que se garantice la mencionada cohesión social. Si se incumple este objetivo, la democracia se resiente porque las oportunidades de tener un futuro con una vida plena y digna se distribuyen según la familia, el barrio o la localidad de nacimiento.

Todos los informes, con contrastada seriedad, nacionales e internacionales, con los que coincide el último estudio de las Comisiones Obreras, basado en datos oficiales, exponen que Madrid es campeona en generar desigualdad y desequilibrio. Por ello, desde la Federación Regional de Enseñanza de CCOO tenemos la firme convicción de que para dar un radical golpe de timón al modelo de educación regional hay que emprender un plan de emergencia. Un plan de emergencia que garantice el derecho a la Educación, sin exclusiones, y en igualdad de oportunidades.

Ante la falta de un trabajo riguroso por parte de la Administración regional, CCOO ha elaborado un amplio plan para todas las etapas y enseñanzas, que tiene detrás mucho trabajo y que está basado en quince puntos que el próximo Gobierno de la Comunidad de Madrid debería tener muy presente.

Desde la educación infantil hasta la universidad, pasando por la educación obligatoria, el bachillerato, la enseñanza de idiomas, las enseñanzas artísticas, la formación profesional y los centros de educación de personas adultas se requieren cambios y mejoras con su consiguiente inversión.

En primer lugar, como los cambios y promesas no pueden ser un brindis al Sol, es imprescindible una inversión plurianual. Desde el 2,5 por ciento del PIB que se invierte en este momento, al 1,59 en las enseñanzas no universitarias, Madrid ha de llegar, al menos, en la media europea del 5,5 por ciento en la próxima legislatura. Algo que es posible porque en Madrid hay dinero.

Es en este escenario donde se debería llevar adelante un plan de rescate de la educación pública que impulse la oferta de plazas públicas. Como primera medida, han de finalizarse los más de 82 centros que están “en obras” construyéndose “por fases”. Asimismo, han de acometersenuevas construcciones de centros y un riguroso método de mantenimiento de infraestructuras.

Por otra parte, y cumpliendo la legislación española, Madrid debe reducir la ratio de sus aulas. Además, para garantizar la igualdad de oportunidades, es imprescindible desarrollar una red de centros de atención prioritaria y difícil desempeño, con especial urgencia en los centros con mayor población en situación de exclusión social o riesgo de padecerla.

También en este contexto hay que alentar el acuerdo, el diálogo y la colaboración entre administraciones, independiente de su color partidista, para configurar un plan de gratuidad de las actividades extraescolares y los servicios educativos, lo que incluiría, por ejemplo, la recuperación de becas y la apertura de centros según necesidades de cada barrio o localidad. Todo ello para garantizar la gratuidad de la educación y atajar la grave desigualdad entre alumnado que existe en nuestra Comunidad.

Evidentemente, el plan de emergencia elaborado por la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid presta una especial atención a los profesionales de los centros educativos, tanto al profesorado como al personal de apoyo educativo. Este colectivo debe dejar de padecer los recortes, hay que reconocer su labor y dignificar su profesión.

Respecto al profesorado,resulta obligado revertir los recortes en horario y condiciones laborales, tal como dicta la normativa estatal. El reconocimiento y dignificación del profesorado pasa por algo tan sencillo como el cumplimiento del Acuerdo Sectorial, por el que además el Gobierno regional se comprometía a crear los mil quinientos puestos de trabajo perdidos. Además de estos, para que sea posible la bajada del horario lectivo a 23 horas en Infantil y Primaria, a 18 horas en Secundaria y dar cobertura a las masivas jubilaciones que se van a producir, durante la legislatura son necesarios otros ocho mil nuevos docentes.

A estas cifras hay que añadir dos mil nuevos puestos de trabajo entre profesionales de apoyo educativo, así como el refuerzodel modelo de servicio público que realizan los profesionales de la red de orientación, ampliando la plantilla durante la legislatura hasta alcanzar una ratio de un orientador por cada doscientos cincuenta alumnos. También en el Servicio de Inspección apostamos por la profesionalización e independencia de sus miembros;un trabajo que debe incluir apoyo al profesorado y equipos directivos. Este colectivo tiene que doblar su plantilla en esta legislatura para atender a todas las necesidades del sistema.

Además, es preciso la auditoria y la evaluación de las distintas medidas puestas en marcha. Auditar los fondos públicos derivados a manos privadas para supervisar los costes, la eficiencia, así como el cumplimiento de la normativa vigente. Asimismo, es necesaria la evaluación del programa bilingüe que tendrá que ser sometido a una moratoria. De igual forma, ha de evaluarse cada experimento que se ha puesto en marcha desde el dogmatismo y sin consensuar.

Un punto especialmente relevante sería el dedicado a la universidad, cuyo papel solo puede pasar por una apuesta clara por el modelo público. Una universidad integradora, colaborativa e inclusiva, con un marco estable de financiación que se aproxime a la inversión media de la Unión Europea, pero reduciendo los precios a los niveles anteriores a 2010. Una Universidad donde se potencie la investigación, la innovación y el desarrollo y que sea motor del cambio de modelo productivo necesario.

Si Madrid quiere tener futuro debe acometerse un cambio radical en el modelo de enseñanza. Es posible. Opciones hay el próximo 26 de mayo para acabar con esa visión mercantilista y elitista que las derechas tienen de la educación. Hemos de llenar las urnas de votos por el derecho a la educación sin exclusiones, de votos por la igualdad de oportunidades, de votos por la educación pública.

Isabel Galvín

Secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid

Ir al artículo

Un plan para que la FP deje de ser el “patito feo” de la educación en Madrid

Solo desde opciones políticas progresistas se puede garantizar un giro radical en la FP madrileña, para que esta deje de ser un escandaloso negocio

Isabel Galvín es Secretaria general de la Federación Regional de Enseñanza de Madrid de CCOO

“El patito feo de la educación”. Este es el peyorativo calificativo con el que se conoce a la Formación Profesional en la Comunidad de Madrid, cuyo desprestigio es mayor en la sociedad que entre el alumnado que la cursa. Así lo manifestó una de las participantes en una intensa jornada, celebrada recientemente, organizada por CCOO, cuyo bajo título, “Presente y futuro de la Formación Profesional”, expusieron argumentos responsables de todas las administraciones, familiares, decentes, alumnado, sindicalistas y representantes de los partidos políticos.

Precisamente lo que nos mueve es que el próximo gobierno regional aliente la desaparición del estereotipo de “patito feo”. Con este apodo tienen mucho que ver las políticas emprendidas por el PP y su socio de Gobierno, Ciudadanos, para quienes la FP no ha sido una prioridad regional. La derecha ha profundizado en estigmas decimonónicos que discriminaban entre buenos y malos estudiantes.

Sin embargo, la FP adquiere una importancia estratégicapara la competitividad, el avance y la transformación de nuestro tejido productivo y la creación de empleo. En España, según el “Panorama de la educación 2018”, del total de población de 15 a 19 años que está matriculada en la Educación Secundaria Postobligatoria, el porcentaje de alumnado matriculado en FP es del 35%, por debajo de la media de la OCDE (44%) y de la UE de los 22 (48%).

En Madrid, según los propios datos de la Consejería de Educación, en el curso 2018-2019, la demanda en el grado superior de FP ha sido de 22.737 solicitudes, frente a las 13.362 ofertadas. En el grado medio la sobredemanda se sitúa en el entorno del 20%, con 22.145 solicitudes frente a 17.750 plazas. Por ello, es tan urgente como relevante un Plan Integral de Formación Profesional y un aumento significativo de su oferta pública.

En el actual escenario, concebido ideológicamente por las derechas, una parte del alumnado ni siquiera opta al sistema público y, tras desistir, se matriculan en centros privados, con lo que además no se contabiliza en estas cuentas.

También el número de centros públicos que ofrecen FP, 137, se han mantenido un año más por debajo de los privados, 193.

Estas cifras ratifican las permanentes denuncias realizadas por CCOO y la reivindicación de un plan de emergencia para garantizar el derecho a la educación, sin exclusiones y en igualdad de oportunidades; un plan que acabe con la desigualdad y con el desprestigio de estos estudios, que va aparejado al de su alumnado y profesorado.

En esta línea la Federación de Enseñanza de CCOO ha aprobado la eliminación de tasas para la escolarización en los centros públicos de formación profesional, así como la eliminación del “cheque” para compensar las tasas de matriculación en los centros privados que la imparten. Además deberían proyectarse “becas-salario” para garantizar la igualdad de oportunidades.

Asimismo, este plan de emergencia debería ejecutar un rescate de la FP pública en la legislatura que comienza que garantice la reapertura de aulas y la ampliación de la oferta para cubrir las necesidades reales, así como la oferta de todos los ciclos de las distintas especialidades en los centros públicos.

También se hace imprescindible la derogación de la LOMCE, ya que es un lastre y supone un retroceso muy grave al considerar “de facto” la FP como un destino de “segunda” para el alumnado con dificultades de finalizar con éxito su proceso educativo.

Para que la FP pública funcione hay que ampliar las plantillas y ejecutar nuevas respuestas a las nuevas necesidades, tales como la reducción del horario lectivo, la disminución de ratios, la homologación de todos los y las profesionales, y la incorporación de los de la orientación y de los Profesionales Técnicos de Servicios a la Comunidad.

Asimismo hay que impulsar el diálogo social, negociando en el seno del Consejo Regional el Primer Plan Estratégico Regional de FP de plazas gratuitas suficientes en la red pública. Es decir, debe acabarse con la complicidad entre ideología ultraliberal y empresarios que ven la educación como simple negocio.

En este sentido, tal como se destacó en la jornada, es necesaria la confianza entre todos los sectores y administraciones como ocurre en Alemania, país en el que la FP está muy dignificada. El objetivo no es sólo formar trabajadores y trabajadoras, sino también ciudadanos y ciudadanas.

Solo desde opciones políticas progresistas se puede garantizar un giro radical en la FP madrileña, para que esta deje de ser un escandaloso negocio. Solo desde opciones progresistas se vislumbra la preocupación ante nuevos retos laborales para las dos próximas décadas. Solo desde opciones progresistas se evidencia preocupación por la igualdad entre hombres y mujeres en los empleos del presente y el futuro. Solo desde opciones progresistas se atiende al mandato de la ONU y los objetivos del desarrollo sostenible: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”.

Ir al artículo

Madrid es la comunidad que menos invierte en sus escolares pese a su riqueza

Madrid es hoy la región más rica de España y, sin embargo, la que menos invierte en el futuro de sus niños. En 2016 gastó en cada escolar 4.496 euros, según los datos del estudio Diferencias educativas regionales 2000-2016, de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), la peor cifra de toda España. «¿Qué sería de Madrid, que tiene la renta per cápita más alta de España, si la Comunidad gastase como en el País Vasco [un 63% más por alumno]? Estaríamos a la altura de Hamburgo y los niños de los barrios deprimidos podrían aspirar a ser lo que quisiesen», opina Isabel Galvín, secretaria de la Federación de Enseñanza de CCOO en Madrid. Los hogares madrileños son también los que más se hacen cargo de gastos educativos (libros, materiales, transporte o extraescolares): 1.624 euros por alumno, un 57% más que la media nacional.

 «El sistema educativo es un fracaso en igualdad de oportunidades y de derecho a la educación para todos. La pregunta es: ¿Dónde estaría Madrid si la mitad de los chicos no estuviesen discriminados en función de la familia en la que ha nacido o la localidad?”, se cuestiona Galvín. “Porque hay un corte de discriminación norte sur. Los mejores datos están en Alcobendas y San Sebastián de los Reyes, y en la cola Parla. Hay una diferencia de horquilla enorme”.

Ir a la noticia:

https://elpais.com/ccaa/2019/05/14/madrid/1557842765_406757.html

CPIP 14 de abril, sin memoria no hay futuro

El 14 de abril se ha colocado plaza conmemorativa, en un acto cultural y reivindicativo en el colegio que (todavía) se llama José Calvo-Sotelo, situado en la Av. Ciudad de Barcelona número 83, junto al metro de Pacífico (distrito de Retiro). Este logro se ha conseguido por la lucha y el trabajo incansable de la Plataforma por la restitución del nombre del centro y la comunidad educativa de dicho centro.

La Plataforma conformada por entidades educativas, sociales y políticas desarrolla su trabajo desde hace años con el objetivo de que este colegio público de infantil y primaria vea restituido su legítimo nombre que fue cambiado durante la dictadura del General Franco. La colocación de esta placa es un primer paso.

La Federación de Enseñanza de Madrid de CCOO que estuvo presente en el acto de colocación de la placa va a seguir trabajando en esta Plataforma hasta que el legítimo nombre de este centro sea restituido junto con el nombre de todos los demás centros públicos a los que el régimen franquista cambió su nombre.

Artículo Isabel Galvín: El 18 de julio y los colegios de la República

Enseñanza pública: Constitución de Juntas de Personal Docente

El 6 de marzo se elevaron a definitivos los resultados de las elecciones sindicales celebradas el 4 de diciembre de 2018. La Dirección General de Trabajo certificó los resultados electorales otorgando a CCOO el 39,79%; el 33,46% a ANPE, a CSIF el 16,11 % y el 10,64% a UGT. Con esa representatividad se constituye la Mesa Sectorial que estará vigente durante el periodo 2019 – 2023.

Así, el 19 de marzo de 2019 se han constituido las Juntas de Personal Docente (JPD) de la enseñanza pública no universitaria. CCOO, por ser el sindicato más votado y que ha ganado las elecciones sindicales en las 5 direcciones de área territorial, presentamos candidaturas para presidir cada una de las JPD. En los plenos de constitución se votaron las candidaturas obteniendo los siguientes resultados.

Madrid – Capital

La candidata de CCOO sale elegida con el voto por unanimidad de los presentes. Resultando elegida presidenta, Almudena García Mayordomo.

Madrid – Sur

El candidato de CCOO se impuso al candidato presentado por ANPE, por 25 votos a favor, 7 atenciones y 17 votos en contra. Así resultó elegido presidenteAlberto García.

Madrid – Este

La candidata de CCOO es elegida con el voto unánime de los presentes resultando nombrada María Elena Vaquero.

Madrid – Oeste

El candidato de CCOO, Guillermo Silva, resultó elegido por unanimidad.

Madrid – Norte

La candidatura de CCOO resultó elegida por mayoría obteniendo 23 votos a favor, ningún voto en contra y 3 abstenciones, y es elegida María Antonia Trujillo como presidenta de la JPD de esta zona para este próximo mandato.

Rueda de prensa «Cheque guardería»

CCOO contra el cheque guardería, que “discrimina desde la base”

CCOO MADRID

Solo un 26 % de familias con rentas bajas es beneficiaria de la ayuda, que fomenta desigualdades sociales, según el sindicato, y es parte de un modelo de acceso a la Educación que no garantiza la igualdad de oportunidades de niñas/os de Madrid.

Como otras medidas del Gobierno regional en materia educativa, el cheque guardería es “discriminatorio y excluyente”, según ha sostenido en rueda de prensa Isabel Galvín, secretaria de la Federación de Enseñanza de CCOO, que ha presentado un informe detallado elaborado por el sindicato sonde, entre otras cosas, se explica que solo un 26 % de familias con rentas no opte por escolarizar a sus hijos en escuelas infantiles durante la etapa de 0 a 2 años.

La red de escuelas infantiles, en lugar de ampliarse, presenta un déficit de 100.000 plazas desde los años 90, según Galvín, lo que junto a otras medidas de privatización, como el reciente cheque bachillerato, por ejemplo, ha aumentado la “brecha social” en la Comunidad de Madrid.

Además de este estancamiento de oferta pública –ha continuado-, durante los perores años de la crisis económica se aumentaron las tasas, lo que expulsó a muchas familias de una etapa educativa esencial.

Las injusticias del cheque no acaban, según el informe, en la oferta de plazas o en los datos macroeconómicos, sino en los mismos criterios que lo regulan, pues la aplicación de los mismos está diseñada de forma que se puede gratificar a rentas de hasta 25.000 euros, como ocurrió con el conocido “escándalo” de la beneficiaria Lucía Figar, exconsejera de Educación, en “detrimento” de familias necesitadas económicamente.

El primer perjudicado es el menor, ha lamentado Isabel Galvín, pues la escolarización en la etapa de 0 a 2 años solo se produce en un 26 % de las familias con rentas por debajo de 25.000 euros, mientras que el 62,5 % de las rentas altas sí escolarizan a sus hijos e hijas. El actual sistema, por tanto, generaría desde la base un “fracaso social y de equidad” que iría agravándose hasta los estudios medios y superiores.

A la brecha social hay que sumar, según la responsable de la Federación de Enseñanza, la de género, puesto que la mayor parte de los niños no escolarizados están cuidados por sus madres, algo que atenta contra el «progreso y la igualdad real».

Para Galvín es fundamental abrir un debate social y, sobre todo, acabar con un modelo de Educación que se base en el negocio, algo especialmente dañino en una etapa tan importante para el desarrollo del individuo y de la sociedad de la que formará parte activa como la Educación Infantil.

Los datos contenidos en el informe son “extraordinariamente graves», que reclaman que todas las fuerzas políticas en la Comunidad tengan en cuenta el documento para alcanzar un consenso justo y equitativo para el bien de madrileños y madrileñas.

Para terminar, Galvín ha reclamado un “plan solvente» para construir nuevas escuelas infantiles en la Comunidad de Madrid que en un periodo de cuatro años corrija el déficit acumulado. De esta manera podría considerarse el periodo de 0 a 6 años como una etapa “completa y unitaria” en materia educativa. Lo que mejoraría las ratios de alumnos/as por aula, hasta ponerlos al nivel del entorno comunitario, una mejora a la que debería sumarse el sistema de dos profesores por aula con perfiles docentes adecuados.

Sobre la iniciativa parlamentaria aprobada en la Asamblea de Madrid para la escolarización gratuita de escuelas infantiles Galvín ha afirmado que no se producirá la gratuidad universal, pues el gasto que maneja la Comunidad para implantarlo es solo del 7,7 millones de euros, un 1,5 por ciento del total de gasto educativo global.

Por el momento, la escasez de plazas en escuelas infantiles públicas obliga a las familias a reservar plaza en las privadas, lo que supone coste de matrícula y pago de mensualidades en caso de no obtener el ‘cheque guardería’.

Según Galvín “el tema está generando alarma social porque no hay plazas suficientes en los centros públicos y las familias están desesperadas por obtener plazas».

Es demoledor, ha explicado, el hecho de que la escolarización en Madrid durante esta etapa educativa sea del 42 por ciento, mientras que la media de la OCDE alcanza el 76 por ciento. Las partidas presupuestarias para la red pública de escuelas infantiles y la de gestión indirecta, mediante convenios con Ayuntamientos y entidades son «desproporcionadamente bajas” si se comparan con las que se dedican a la financiación de la «enseñanza privada». Solo un 10 por ciento del gasto total para esta etapa es dedicado a la gratuidad de Escuelas Infantiles, mientras que casi el 80 por ciento (190 millones de euros) se dedica a financiar conciertos educativos: 252 centros de la región.

Seguir

¿Quieres recibir los temas de este blog en tu buzón de correo electrónico?