Categoría: #PalabrasClaras

Pan, trabajo y libertad


DSCF0902

#FelizDíaDeLaMujer #8DeMarzo #womensday

Son nuestros derechos.  Los que las mujeres hemos conquistado con la lucha colectiva. Educarnos, tener independencia económica,  separar la sexualidad de la reproducción,  ganar el espacio público, tener derecho a elegir, ejercer la libertad sexual. Ser iguales aunque seamos diferentes. Son esos y son otros.  

Son nuestras libertades. Han sido muchas luchas, mucho tejer, mucha soledad, mucha incomprensión, aunque también mucha compañía. Emulando a nuestras abuelas republicanas,  comprendiendo a nuestras madres mutiladas por el franquismo, soñando a nuestras futuras hijas más libres. Ha sido correr para recuperar el tiempo perdido, con el corazón al viento, quemando etapas hasta colocarnos por delante,  con la cara al viento. 

Somos todas nosotras. Hay muchas mujeres orgullosas de la tarea realizada sabedoras del trabajo aún pendiente.  Muchas jóvenes comprometidas con la transformación del presente para ganar el futuro. Mucho peleado, dialogado, vivido, compartido, transformado. Y es que debe ser eso:  mucho hecho. Y es por eso, que van a por nosotras, a por las mujeres trabajadoras, a por lo que es nuestro. 

Es nuestro pan. Con las políticas de austeridad, una de cada 5 mujeres está en riesgo de pobreza. Factores como pensión no contributiva o asistencial, familiares a cargo o discapacidad  disparan las cifras. La reforma laboral supone peores contratos, más flexibilidad,  despido más fácil, salarios más bajos y horarios o turnos que modifica el empresario unilateralmente. Medidas todas ellas que tienen un grave retroceso en los derechos de las mujeres, que son el 86% de las personas con contratos parciales y el 96% de las personas que se benefician de las medidas de conciliación. 

Es nuestro trabajo. Hoy, en España, más del 50% de las personas paradas son mujeres. Los recortes presupuestarios han debilitado los servicios públicos como la sanidad, la educación, y sobre todo la atención a la dependencia, además de otros servicios públicos locales y autonómicos, han sufrido en mayor medida también los impactos en el empleo público. De los 197.900 empleos en el sector público destruidos en España del  segundo trimestre de 2012 al mismo de 2013, 133.400 lo ocupaban mujeres, y de ellos el 87% eran empleos a tiempo completo.

Es nuestra libertad. Esta en marcha la revolución conservadora contra las mujeres. La “Ley Gallardón” vuelve a llevar el aborto al Código Penal. Convierte a las mujeres en ciudadanas de segunda sin derecho a decidir sobre nuestras vidas. Nos desahucia de nuestro cuerpo. La LOMCE fomenta el sexismo desde el uso de un lenguaje que invisibiliza el genero femenino hasta la legalización de medidas que promueven los centros segregados por sexos.  Fomentar la religión católica para elimina la Educación para la ciudadanía. La jerarquía de la iglesia, la doctrina ultracatólica, se ha impuesto sobre igualdad, dignidad y no violencia. 

Es explotación, es dominación. Es capitalismo, es patriarcado. No es menor. Es ideología. Hay que pararles. Empoderarnos, organizarnos y luchar. Luchar por una educación pública de todas y para todas, por igual salario para igual trabajo, por una vivienda y una pensión digna, por la sanidad pública, por el aborto libre y gratuito, por la justicia social, por la igualdad. Luchar por nuestras abuelas, por nuestras hijas, por nosotras, por ellos. Luchar como sabemos por feministas, por sindicalistas. Porque juntas podemos, nosotras siempre adelante, siempre al vent del món, por nuestro pan, nuestro trabajo y nuestra libertad  ¡Viva la lucha de las mujeres! ¡Viva el 8 de Marzo!

Seguir

¿Quieres recibir los temas de este blog en tu buzón de correo electrónico?